martes, 16 de octubre de 2012

PIO BAROJA

Corría el año 1904 y aquella tertulia, que había abierto
el gallego Ramón María del Valle-Inclán en el Nuevo
Café de Levante, hervía por las noches con la flor y
nata de los intelectuales de la Generación del 98 y los
artistas más significados, entre ellos Ignacio Zuloaga,
Gutiérrez Solana, Santiago Rusiñol, Mateo Inurria,
Chicharro, Beltrán Masses o Rafael Penagos.
Y aquella tarde noche del 13 de mayo de 1904 el que
sorprendió a todos los presentes fue Pío Baroja.
Porque cuando se estaba hablando de los españoles y
de las distintas clases de españoles, el novelista vasco
sorprendió a todos y dijo:
“La verdad es que en España hay siete clases de
españoles… sí, como los siete pecados capitales. A
saber:
1) Los que no saben;
2) los que no quieren saber;
3) los que odian el saber;
4) los que sufren por no saber;
5) los que aparentan que saben;
6) los que triunfan sin saber, y
7) los que viven gracias a que los demás no saben.
Estos últimos se llaman a sí mismos “políticos” y a
veces hasta “intelectuales”.

sábado, 22 de septiembre de 2012

SUEÑOS, ¿ REALIDAD ? O SOLO SUEÑOS

Sueño paraísos mundanos y lejanos
Donde no existan razones falsas,
Cabalgando en corceles desbocados
Sin ataduras, con instintos alocados
Repletos de lujuria y tocado el corazón,
Primero alimentamos los cuerpos                 
De caricias, placeres y emociones,
De palabras abarrotadas de fantasías.
Recreo en mi sueño el mapa de tu piel,
Veo el norte de tez morena y ojos de miel,
Cuello de cisne, labios rojos de mujer.
Veo lo que nadie ve, ni vio jamás
Fueron ojos ciegos, inadvertidos
Que teniendo el amor  en sus manos
Sin saber porque lo dejaron escapar.
En mi sueño los veo deambular, correr
Sin conciencia, sin sentirse culpables
Y miles de reproches sin disculpar.
En mí sueño te encuentro desolada
Sin fe, triste, incrédula y desorientada,
Sometida a personajes algo siniestros
Y resignada a tú suerte, sin esperanza.
Pero en mi sueño se oyen palabras nuevas,
Resuenan en el aire con fuerza con ardor,
Llenas de emoción, palabras olvidadas.
Amor, pasión un te quiero un te amo,
Y un corazón roto que late de nuevo.
Es real mi sueño?. O es solo un sueño?.
He soñado de verdad algo que no existe.
Yo lo sé, porque soy dueño de mis sueños
Y porque todos los sueños son realidad
Si el sueño, perdura y nunca se acaba
Y si es contigo que sueño vida mía.

 Juan miguel aroca

 

 

 

EL PINTOR DE OTOÑOS

Un lienzo terso dormitaba en su caballete
esperando el momento de ser bello paisaje.
La primavera se fue y con ella sus aromas
con sus gamas de colores a la grupa del jinete.
 
Un pintor incrédulo, desolado y abatido
blandiendo pinceles tristes y deshilachados,
con la mirada perdida, con la mente en blanco
imaginaba paisajes, de hombres despechados.
 
Imaginó arboles desnudos y arroyos callados,
otoños tristes, apagados y de brisas heladas,
sombras abstractas y corazones abrumados.
 
De almas solitarias, en pena y amores acabados
de hermosos sentimientos ateridos de dolor
y recuerdos insufribles de haber sido mi amor.
 

Juan Miguel Aroca

 

 

jueves, 30 de agosto de 2012

HUMOR INTELIGENTE


CHURCHILL:
El humor de personas inteligentes
 Churchill:
 manejó como pocos la ironía,
el humor inteligente y rápido.
Cuando Churchill cumplió 80 años
un periodista menor de 30 fue a fotografiarlo y le dijo:
- Sir Winston, espero fotografiarlo nuevamente cuando Ud cumpla 90 años.
Respuesta de Churchill:
- Por qué no?
Ud parece bastante saludable.

 *****
Telegramas intercambiados entre Bernard Shaw
(mayor dramaturgo inglés del siglo 20)
y Churchill (mayor líder inglés del siglo 20).
Invitación de Bernard Shaw a Churchill:
'Tengo el honor de invitar al digno primer-ministro
al estreno de mi obra  Pigmalión.
Venga y traiga un amigo, si lo tiene.'
Bernard Shaw.
Respuesta de Churchill a Bernard Shaw:
'Agradezco al ilustre escritor la honrosa invitación.
Infelizmente no podré concurrir a la primera presentación.
Iré a la segunda, si se realiza.'

Winston Churchill
*****
 El General  Montgomery estaba siendo homenajeado,
por vencer a Rommel en la batalla de África,
en la IIª Guerra Mundial.
Discurso del  General Montgomery:
'No fumo, no bebo, no prevarico y soy un héroe'
Churchill oyó el discurso y con celos, retrucó:
'Yo fumo, bebo, prevarico y soy el jefe de él.'

*****
 Sucedió en el Parlamento inglés.
Fue durante uno de los discursos de Churchill
en el que una diputada de la oposición, pidió la palabra.
Todos sabían que a Churchill no le gustaba que interrumpiesen sus discursos.
Pero la palabra le fue dada a la diputada y ella dijo en alto y buen tono:
-'Sr. Ministro, si Vuestra Excelencia,
fuese mi marido, yo pondría veneno en su café!'
Churchill, con mucha calma, se quitó los lentes,
y en aquel silencio en el que todos estaban esperando la respuesta exclamó
' Y si yo fuese su marido, me tomaba ese café.'

 

 

 

martes, 21 de agosto de 2012

LIMERICKS

Un Limerick es un tipo de poema humorístico con una métrica específica, originalmente desarrollado en lengua inglesa, aunque no es exclusivo a ella.
Requiere una organización estricta de 5 líneas, la primera, segunda y quinta de tres pies (normalmente versos endecasílabos) y la tercera y cuarta de dos pies (versos pentasílabos o hexasílabos). El esquema normalmente utilizado para las rimas en los limericks es "A-A-B-B-A". El ritmo que sigue es 3-3-2-2-3, pues cada verso contiene esos determinados golpes de voz.
Podría haberse desarrollado en Irlanda. No obstante, el género fue popularizado en Inglaterra por Edward Lear durante el siglo XIX.
El grupo de inquietudes, ha escrito y guionado el sainete cómico “LA PORTERIA”. Estos LIMERICKS, se los dedico especialmente para todo el grupo.



LOS LIMERICKS DE UNA LOCA COMUNIDAD

Una actriz de inquietudes
Llena de múltiples aptitudes,
Era portera chismosa
También muy andrajosa
Alcahueta eran sus virtudes.

Y un presidente estirado,
Prepotente y afeminado,
Le llamo la atención,
Tu qué dices maricon?
Maricon? Llamaré al abogado.

El anciano padre de la portera,
Siempre estaba sentado a su vera.
Unas bragas encontró,
Así Eumenia lo contó,
Pues las piernas dijo que abriera.

Vicenta, la vieja del visillo
Con la portera en el pasillo,
Se pone transcendente,
Siempre fue imprudente
De la lengua le quito el frenillo.

 Goya y Pedro, fueron a pasear,
Vieron a su hija en el palomar
Enseñando el toto
Como un terremoto
Viendo que todos la querían aclamar.

 Palmira es muy educada
Milagros, sorda y alocada.
Que don Pedro ha vuelto?
Estaba en el huerto!!
Dice Palmira muy cabreada.

 Llega Rosario encopetada,
Se dirige a la portera muy educada.
Es aquí donde el piso?.
Si no se ve el viso
Contesta la portera despistada.

Gloria y Valentina se miran
Y parece que se admiran,
Qué bien veo a tu hija?.
La tuya si que es pija,
Las dos se paran y sé callan.

Alfonso, como siempre despistado
Mira a la portera atribulado,
El presidente grita
¡¡¡ A la calle portera!!!
Te vas a ir tu, acojonado.

 Juan Miguel Aroca
Curso 2011-2012

DIFERENCIAS EVIDENTES


Papá! ¡Papá! En el colegio, en la clase de Informática, me pidieron que para mañana explique la diferencia entre 'virtualmente' y 'realmente'.
- Bueno...... Pregúntale a tu madre si se acostaría con otro hombre por un millón de dólares.
El niño obedece:
- Mamá... ¿te acostarías con otro hombre por un millón de dólares?
- ¡Por supuesto!
- ¡Papá! ¡Papá! ¡¡¡Dijo que sí!!!
- Bueno... Ahora anda y pregúntale a tu hermana...
- María... ¿te acostarías con un hombre por un millón de dólares?
- ¡Claro que sí!
- ¡Papá! ¡Papá! ¡¡¡También dijo que sí!!!
- Vale, y pregúntale también a tu hermano mayor.
- Paco, te acostarías con un hombre por un millón de dólares?
- Claro que si!!!
- Papá, papá, él también a dicho que sí!!!
- ¿Ves?... 'VIRTUALMENTE' tenemos tres millones de dólares, pero 'REALMENTE' sólo tenemos un par de putas y un maricón.

domingo, 19 de agosto de 2012

MI PRIMER CURSO DE INQUIETUDES


En un día de octubre del curso 2009-2010, comenzó en el CEAM PIO XII de alicante, el segundo año del taller de Inquietudes Culturales y Literarias. Así comenzó mi aventura. Conocí a hombres y mujeres extraordinarios que sin lugar a dudas han marcado mi primera época de Jubilado. El taller fue una verdadera gozada, estableciéndose un vinculo entre los componentes tan fuerte que aun y después de tres años sigue vivo y con ganas de seguir creciendo. Aprendimos y estudiamos la poesía en todas sus facetas, y como muestra y homenaje a todos los compañeros de aquel curso, les hice, primero y en formato serventesios, al grupo en general, y después personalizados a cada uno de los compañeros.

 SERVENTESIOS AL GRUPO

En un día ya lejano del mes de octubre
comenzaron las clases de literatura,
solté todo el lastre que mi corazón encubre
pues de ser muy serio, pasé a caradura.

Como no a Luisa, entrañable madre coraje.
A un señor muy alto de voz profunda,
que aparece y desaparece como un paisaje
y su voz retumba tremebunda.

A una señora mayor rapsoda y poetisa.
Y como no a Goya,mi compañera de reparto,
que se tiene que aprender el papel muy deprisa
sin sonrojarse y despacio, pues le puede dar un infarto.


Conocí a Eumenia, Carmen y rosario.
También a Palmira, Gloria y Amelia,
a Milagros y Benigno, que es mi amigo                                         
y a mi recordado Alfonso, de sonrisa amplia.

A MI COMPAÑEROS DE CLASE

Eumenia, alta, elegante y distinguida,
acostumbrada a pasear por Picadilly circus,
pertenece al consejo, pero siempre comedida
de verso fácil, pero espinoso como el ficus.

Carmen bajita, simpática y entrañable,
con sus clases magistrales de cocina
nos depara cada día, algún rato inexplicable
y hasta veces se proclama adivina

Rosario,¡Ah! Rosario tan fina y delicada
la madre amantisima de todas las musas,
interprete de la sinfonía inacabada,
con sus arpegios,claves y su nota difusa.

Palmira, fiel paladina de sus orígenes,
contadora de relatos, cuentos y poesía.
Como en sus cuentos fueron felices y comieron perdices,
de fino humor asombroso, pero exento de alevosía.

Gloria, compañera discreta pero amiga
de mirada clara, y natural Del Provencio.
cuando lee sus relatos tiembla como una espiga
pero casi siempre es dueña de su silencio.

 Amelia, de mirada tierna, clara y serena,
casi siempre deja abiertos sus relatos.
si fuese Virgen, seria la Macarena,
y doy por cierto, que pasamos buenos ratos

¡Hay! Goya, eres inaccesible, y apenas te vislumbro,
pero se que eres, taciturna, tierna y soñadora.
Cuando leo tu Fantasía Nocturna, no salgo de mi asombro
pero como compañera de reparto eres encantadora.

Milagros, la distinguida y elegante profesora.
Ella como yo aprendimos, en la mística y el Catón.
Lidio las travesuras de los niños, sin ser matadora
estuvo siempre presta, y no se le escapó ni un hipérbaton.

Benigno, alto, elegante, pícaro y muy digno
llego por casualidad, de casualidad estaba en la reserva,
no quería ser escritor, y lo fue sarcástico y maligno,
inquisidor y vigilante como la diosa Minerva.

Ricardo apareces y desapareces como el Guadiana,
o bien esta de vacaciones, o le operan una catarata.
Es alto apuesto y simpático, y de mente diáfana
espero que vuelva pronto, no hace falta ser acróbata.




 Juan Miguel Aroca
Curso 2009-2010








viernes, 17 de agosto de 2012

MARIBEL


Mi profesora
Maestra añorada
Te recordamos.

 Con este haiku, quiero desde aquí, rendir mi pequeño homenaje, a la que durante dos cursos fue mÍ profesora de Inquietudes literarias. Maribel, quien nos supo inculcar grandes dosis de imaginación a la hora de construir nuestros relatos, cuentos y poesías, que nos hizo creer que podríamos ser grandes “Escritores” y mejores personas. En la seguridad de que algún día, otras personas sabran reconocer tus cualidades y los valores que te adornan, te deseo una feliz transición por la vida.

Yo nunca te olvidaré. Espero coincidir contigo en algún otro taller en la seguridad que bajo tu batuta seguiré creciendo como persona. ¡¡¡HASTA SIEMPRE!!!


Juan Miguel Aroca






UN TEMOR

En un principio
Le temí a tu amor,
Y sin embargo te amo.
Temí equivocarme
Y no me equivoque.
Le temí a la infidelidad,
Pero fue un miedo
Infundado,
Porque solo a mí
Tu amor has dado.
Simplemente Tuve miedo
No de amar,
Sino de no ser amado.  

domingo, 12 de agosto de 2012

EL AMOR VERDADERO


Una mañana agitada, a las 8:30, cuando un señor mayor de unos 80 años, llegó al hospital para que le retiraran los puntos de su pulgar. El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am, el doctor le pidió que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora. Lo vio mirando su reloj y decidió, examinar su herida. Mientras lo curaba le pregunto si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado. El señor le dijo que no, que necesitaba ir al geriátrico para desayunar con su esposa. El doctor le pregunto sobre la salud de ella: El le respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que padecía de Alzheimer. Le pregunto si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde: Le respondió que hacía tiempo que ella no sabía quién era él, que hacía cinco años que ella no podía ya reconocerlo. El doctor sorprendido entonces le pregunto: 'Y usted sigue yendo cada mañana, aun cuando ella no sabe quién es usted?' El sonrió y le dijo:"Ella no sabe quién soy, pero yo aún se quien es ella y la amo." Al doctor se le erizó la piel, y tuvo que contener las lágrimas mientras él señor se iba, y pensó, "Ese es el tipo de Amor que quiero en mi Vida. "El Amor Verdadero no es físico, ni romántico. El Amor Verdadero es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no serás en la vida. La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo; ellos sólo hacen todo, lo mejor que pueden. Yo espero que compartas este mensaje con alguien a quien quieras. Yo lo acabo de hacer. La vida no se trata de sobrevivir a una tempestad, se trata de saber cómo BAILAR BAJO LA LLUVIA!!






miércoles, 8 de agosto de 2012

IRONICO AMOR


Esta noche en la fría oscuridad
DE TUS BRAZOS.
En la falsa ironía de la vida,
En el desgarrador sonido
DEL VIENTO.
Mientras las gotas caen
Como lágrimas en tu regazo,
Mientras siento tú cuerpo
Y te lleno de caricias,
Nunca logro sentir
TU ESENCIA.
El frio transforma mi cuerpo
Y tus ojos rompen
MI EXISTENCIA.
El cielo me cobija de dolor
Al no saber si estoy abrazando,
Un tempano de hielo
O simplemente a mi amor…


EN MI TRISTE LLANTO

Por donde volaran tus besos
y tus manos, por donde tu voz
hará castillos en el aire,
por donde tu cuerpo
palpitará como nube, por donde…
por donde andarás soñando?
ientras yo busco tu sombra
entre mis manos.
Tu boca hecha de lirios
dormidos en invierno,
tus ojos inciertos
perdidos tras la noche,
tu cuerpo hecho de mármol
tendido sobre el suelo.
Donde andarás perdida,
extraña, olvidada,
mientras yo aquí te sueño…
te sueño sumergido
en mí triste llanto.










CUANDO LA INTOLERANCIA SE CONVIERTE EN RACISMO

Una mujer blanca de unos 50 y tantos años llego al asiento que le tocaba en un avión que iba lleno de pasajeros e inmediatamente se negó a sentarse. Junto al asiento se encontraba sentado un hombre de raza negra. Disgustada, la mujer inmediatamente llamo a la azafata y le demando otro asiento. La mujer dijo "yo no puedo sentarme junto a un hombre negro." La azafata le contesto: "Permítame ver si hay otro asiento disponible."Después de checar, la azafata regreso y le dijo a la mujer; "Señora, no hay otro asiento disponible en clase económica, pero revisare con el capitán para verificar si existe algún asiento disponible en primera clase." 10 minutos después, la azafata regreso y dijo; "El capitán me ha confirmado que no hay asientos disponibles en clase económica pero hay uno en primera clase. Es nuestra política en la empresa nunca cambiar a una persona de clase económica a primera clase, pero viendo que podría resultar en un escándalo forzar a alguien a sentarse junto a una persona que no le es agradable, el capitán estuvo de acuerdo en hacer el cambio a primera clase."Antes de que la mujer pudiera decir algo, la azafata se dirigió al hombre de raza negra y le dijo, "Señor, si fuera usted tan amable de tomar sus artículos personales, queremos moverlo a un asiento más confortable en primera clase ya que el capitán no quiere que usted esté sentado junto a una persona desagradable."
Los pasajeros en los asientos cercanos comenzaron a aplaudir mientras algunos ovacionaban de pie la atinada reacción del capitán y la azafata.


o     

o     


      

lunes, 18 de junio de 2012

MOMENTOS

Quiero que seas
una ola de deseos
que crece en mí pecho,
día a día.
Desgarrando con fuerza
esta alma mía.
Emocionarme por un suspiro,
un aliento,
por una suave
y rapida caricia
y ser feliz en la dicha,
de momentos
buscados con anhelo,
porque así lo quiero
y es mucho más
que un deseo.


EL RIVAL

Ella se detiene junto a mí, apoya el capazo en la arena y extiende la toalla. Se desprende de la camisa primero, mirando al mar, y de los breves pantalones de tela vaquera. Sentada, su piel morena emite una carnalidad que casi puedo gustar mientras me llega el aroma de la crema protectora que distribuye aplicadamente por todo su cuerpo. Luego se tiende boca abajo, se ajusta la pamela y se pone a leer, sin dirigirme siquiera una mirada, ni de reojo.
Como está tan absorta con el libro, la disfruto con la vista. Es un día de playa espléndido, estamos aislados en un tramo solitario. A medida que la arena reverbera por el sol, su cuerpo parece irse cargando de calor y, con el calor, de sensualidad. Esa piel es más deseable a cada minuto que pasa y empiezan a aparecer diminutas gotas de sudor que me gustaría retirar suavemente con la mano. Cierro los ojos e imagino. Los abro de nuevo y la piel sudorosa reaparece como un acto de adorable insolencia. Ella no presta atención a nada que no sea el libro que la mantiene absorta. No logro ver el título en la contraportada; solo una foto que puede ser del autor.
Pasa cruelmente el tiempo. De pronto, se desprende del sujetador del bikini sin variar de postura. Veo anhelante su seno aplastado contra la toalla y cómo se continúa en una axila excitante y frutal. Necesito que se dé la vuelta, no lo hace, me exaspera que no lo haga. Por fin la paciencia se ve recompensada y coloca el libro contra el cielo, a modo de parasol. Sus pechos morenos, retraídos sobre el cuerpo, muestran los pezones erectos, aureolados por las gotas de sudor y siento que me arden los labios. La misma ansiedad física me obliga a incorporarme. Estoy seguro de que ese cuerpo espléndido me ignora por completo, tendido voluptuosamente ante mis ojos de miserable mortal.
De un salto me largo a la orilla, entro en el mar a la carrera y chapoteo salvajemente, pero su imagen no cede en mi cabeza ni en mi cuerpo. Me llama a tal punto que salgo del agua. Y cuando regreso percibo anonadado, ¡oh deseo insufrible!, entre la luminosa blancura de sus nalgas, la dulce hendidura y me siento morir. Sí, enteramente desnuda ahora, y absorta, su presencia es una injuria intolerable. Me tiendo de nuevo, presa de una enérgica excitación que debo de esconder.
Cuando ya no puedo soportarlo, ella, mi mujer, levanta la cabeza y cierra el libro con un hondo suspiro de satisfacción. Solo entonces me mira por debajo del ala de la pamela y me aferro a esa mirada, me abalanzo y me introduzco entre sus piernas sin encontrar resistencia. Mi cuerpo se agita frenéticamente sobre el suyo, sí, es nuestra luna de miel, pero no consigo desviar la mirada de la contraportada del libro abandonado junto a nuestras cabezas, donde un tipo duro me observa con insistencia. Arturo Pérez Reverte, pone al pie. Maldito roba corazones

Juan M. Aroca.


UN RECUERDO IMBORRABLE

   Aquella mañana, estoy seguro que fue como todas las mañanas. Supongo que la ceremonia era siempre la misma; mi madre, se deslizaba con sigilo por la habitación hacía mi cama, y con la dulzura que a todas las madres se le supone, susurrándome al oído, decía, Juan Miguel, venga dormilón es la hora de ir al colegio. Y supongo también que como todos los niños me hacía el remolón y que al final la infinita paciencia de mi madre, y su sonrisa franca y eterna, terminaban por convencerme de que era la hora de levantarse. Así creo que fue lo que paso aquella mañana. Hasta aquí todo pueden ser conjeturas y a partir de ahora es cuando comienzan mis recuerdos.
   Estaba en el recreo jugando como todos los días, con un pedazo de pan y una onza de chocolate, cuando D. José se acerco a mí, y con una amabilidad inusual, me dijo:
— Juan Miguel, entra en clase, unos amigos de tus padres quieren hablar contigo.
   Al entrar a clase, vi a mi padrino Francisco que acercándose, me tomo de la mano y me dijo:
— Te tienes que venir con nosotros a casa, porque tus papas se han tenido que marchar de viaje y estarán algunos días fuera.
    Sólo recuerdo que la casa de mis padrinos, me resulto lúgubre y espesa, los hijos, que eran mayores que yo, se esforzaban para agradarme, y todo aquello me resultaba muy extraño, mis preguntas caían en saco roto, nadie me decía nada, pero yo sólo quería irme a mi casa con mi madre.

   Al cabo de tres días, una mañana mi madrina me dijo, que después de comer me llevaría por fin a mi casa, ni que decir tiene que puse muy contento. Era un doce de enero y apenas había podido disfrutar de los regalos de reyes. Bien abrigado, con una bufanda que me tapaba hasta los ojos, y mi abrigo muy cerrado; cogido de la mano de mi padrino nos fuimos caminando hacía mi casa. Cuando por fin la vi cerca, dando un tirón me solté de la mano que me sujetaba, y corriendo entre en ella.

   Mi casa tenía una pequeña entrada con una cancela de cristal, que separaba el recibidor, del portal, una vez dentro lo primero que se veía era el inicio de la escalera, que llevaba al piso de arriba, a la derecha se accedía a una gran sala presidida por una chimenea, donde nunca faltaba el fuego, a la derecha se encontraba el comedor salón, pero recuerdo que allí casi nunca se podía entrar, y la izquierda la cocina que daba acceso a dos patios. La cocina sin duda era mi sitio favorito, allí pasaba los mejores momentos atizando el fuego con el marguan, recuerdo que mi madre me lo tenía que quitar de las manos, y en verano me salía al patio grande donde estaba la pila, a chapotear en el agua, recuerdo que mi madre no le gustaba la idea de que estuviera siempre en el patio, este tenía un parra grande, y las avispas siempre estaba revoloteando y más de una vez fui víctima de sus enfados. Y así era la planta baja de mi casa en aquellos años.
   Recuerdo que hacía mucho frio, y no obstante todas las puertas estaban abierta. Todo estaba lleno de mujeres vestidas de negro, con un gran velo negro en la cabeza. Yo buscaba a mi madre con desesperación, pero no conseguía verla, entre tantas personas de negro, tampoco veía a mi padre, ni a mi hermana sólo acerté a ver a mi tía Concha, que nada más verme se abalanzó hacía mi, y cogiéndome entre sus brazos comenzó a llorar con desesperación, me apretó contra su pecho y susurrándome al oído me dijo:
      Juan Miguel, cariño tu mama se ha ido al cielo. — Y yo le dije.
         ¿Volverá pronto?
   Y la contestación se ahogo en un mar de lágrimas. Pregunte por mi padre, y me dijeron que estaba enfermo y no podía verlo. Y cuando por fin logre llegar hasta mi hermana, recuerdo que estuve abrazado a ella durante mucho tiempo. Me subió a ver a mi padre, que rodeado de un montón de hombres lloraba sin consuelo, y al acercarme a él su llanto ahogaba las palabras y no pudo decirme nada. Si allí estaban todos, mi gran familia, todos los amigos de los míos, pero faltaba el “Despertador de la eterna sonrisa”. Mi madre.
   Y ahora que estoy en la recta final de mi vida, y que han pasado 60 años, aun sigo preguntándome que falta, pecado o delito puede cometer un niño de seis años para que alguien a quien se le supone el símbolo de la bondad prive a un niño de la eterna sonrisa de su madre.

Juan M. Aroca


lunes, 4 de junio de 2012

TRILOGIA POETICA


UN SUSURRO DE SILENCIO

Aunque mi amor
nunca obtenga el premio,
de tus besos,
lo mismo he de quererte,
sin palabras y en secreto,
como aman los que sufren,
los que quieren en silencio.

Bellas son las horas
que me traen tu recuerdo,
cuando a solas en mi mundo

sin mirarte te veo,
y ese matiz incansable
que se llama pensamiento,
que me sigue a todas partes
y me grita que 'Te quiero”,
porque tú, mí tormento,
tú me has enseñado a quererte
con los ojos, con el alma,
sin palabras y en secreto.



NUBES DE ALGODON

Entre las nubes me encuentro.
Escapo allí para estar conmigo,
en la soledad y el vacío.
Pensando, enredando algodones
blancos entre mis dedos.
De pronto un soplo frío
te trae hacia mí.
La soledad y el vacío
huyen de la mano,
vagando por los espacios
rotos de las nubes...
dejándome sorprendido
en el amplio firmamento.

SOLO FUISTE UN SUEÑO
Ni exististe en una vida antigua
ni existirás en otra futura.
Solo fuiste un sueño
Un sueño de una noche loca
que se extravió en la melancolía
de mi alma rota.
Un sueño con el que la noche
reemplazó mi soledad.
Un sueño que tal vez nunca soñé
ni debí soñar.
Tú no existes
Sin embargo te extraño
Regálame una noche,
Una noche más…
Juan M. Aroca





jueves, 31 de mayo de 2012

EL HUMOR Y LA FINA IRONIA DE UN SABIO













 Albert Einstein (1879-1955), Premio Nobel de Física en 1921, gozó de una rapidez mental propia de un humorista

Un periodista le preguntó a Einstein:
-
'¿Me puede Ud... Explicar la Ley de la Relatividad?'
Y Einstein le contestó:
-
'¿Me puede Ud. explicar cómo se fríe un huevo?'
El periodista lo miró extrañado y le contesta:
-
'Pues, sí, sí que puedo'.
A lo cual Einstein replicó:
-
'Bueno, pues hágalo, pero imaginando que yo no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego'.

********************************************************************************
En una conferencia que Einstein dio en un Colegio de Francia, el escritor francés Paul Valery le preguntó:
-
'Profesor Einstein, cuando tiene una idea original, ¿qué hace? ¿La anota en un cuaderno o en una hoja suelta?'
A lo que Einstein respondió:
-
'Cuando tengo una idea original no se me olvida'.

************************************************************************************
Einstein tuvo tres nacionalidades: alemana, suiza y estadounidense. Al final de su vida, un periodista le preguntó qué posibles repercusiones habían tenido sobre su fama estos cambios.
Einstein respondió:
- 'Si mis teorías hubieran resultado falsas, los estadounidenses dirían que yo era un físico suizo; los suizos que era un científico alemán; y los alemanes que era un astrónomo judío'.

************************************************************************************
En una reunión social Marilyn Monroe se cruzó con Albert Einstein y ella le sugirió lo siguiente:
- 'Qué dice profesor, ¿deberíamos casarnos y tener un hijo juntos? ¿Se imagina un bebé con mi belleza y su inteligencia?'.
Einstein muy seriamente le respondió:
- 'Desafortunadamente temo que el experimento salga a la inversa y terminemos con un hijo con mi belleza y su inteligencia'.
************************************************************************************

Se cuenta que en una reunión social Einstein coincidió con el actor Charles Chaplin. En el transcurso de la conversación, Einstein le dijo a Chaplin:
-
'Lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal; todo el mundo le comprende y le admira'.
A lo que Chaplin respondió:
- 'Lo suyo es mucho más digno de respeto: todo el mundo lo admira y prácticamente nadie lo comprende'.